Un fin de semana sin transporte público de pasajeros: siempre los mismos culpables, siempre las mismas víctimas, los usuarios

El último día hábil de la semana fue un día atípico para el Gran Resistencia. Una jornada sin medio de transporte público, medida que se extenderá durante todo el fin de semana y, lamentablemente no hay buenas noticias.

El paro de choferes agremiados a UTA Chaco comenzó el viernes a las 0 y la primera esperanza que todos los usuarios tenían, era que culmine a las 12 del mediodía del mismo viernes, pero nada absolutamente nada pasó. El depósito del dinero adeudado a los trabajadores, por parte de las empresas de colectivos, no llegó.

La tarde comenzó con paro, las calles vacías, la gente intentando llegar a sus hogares, o sus trabajos “como podían”, respuestas…. No ninguna.

La noche sin dudas fue tensa, las respuestas no llegaron nunca. Todos los protagonistas de esta historia aseguraban que estaban trabajando para destrabar el conflicto, el Gobierno, las empresas de transporte, hablaban y hablaban, los choferes y UTA Chaco fueron claros, “cobra hasta el último trabajador y comenzamos a circular”.

Terminó el viernes y nadie cobró el dinero adeudado, y como en toda historia siempre hay víctimas, los usuarios, quienes son rehenes de un sistema que siempre se corta por lo más fino, por los que usan el servicio y no tienen medios para trasladarse de otra manera.

Por estas horas, dicen que están trabajando para destrabar el conflicto, dicen con la intención de dejar calmos a quienes anoche pensaban como regresar a sus casas, hoy piensan como moverse por la ciudad, quieren tranquilizar con palabras lo que no se concreta en hechos.

Lo claro es que el paro de choferes continúa sábado, domingo y todos los días que demore la solución, la medida de fuerza  está decretada por tiempo indeterminado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *