Tania y Qaramtá: a poco tiempo del final de una historia que podría repoblar de yaguaretés El Impenetrable

El Yaguareté es una especie que arrastra un estado crítico de extinción hace un buen tiempo en el territorio de la provincia del Chaco, pero que sin embargo la experimentación de cruza entre Tania y Qaramtá podría derivar en un alivio que ayude a repoblar la zona de El Impenetrable, renovando las expectativas por el equilibrio en el ecosistema natural dada la intervención del depredador. 

Esta cruza incentivada por la Fundación Rewilding Argentina en articulación con distintas áreas arrastra un proceso de ya varios meses y podría tocar su punto final en la segunda quincena de este mes en lo que sería una primera instancia, según contó el director de Conservación del organismo, Sebastián di Martino, en una entrevista que brindó esta mañana a Radio Provincia

“En el Parque Nacional El Impenetrable durante muchos años no hubo registros de yaguareté hasta que en el 2019 apareció una huella, que después se pudo confirmaron que era de Qaramtá, un macho que pudimos capturar después y le pusimos un collar satelital que nos permite seguir sus movimientos”, explicó di Martino, y contó que estos animales “caminan muchos kilómetros buscando hembras, que probablemente no encuentren nunca porque no hay registros recientes de ellas”. “Hasta ahora hemos registrado que recorre un área de 100 mil hectáreas que es equivalente a 5 veces la superficie de Capital Federal”, graficó. 

“Ante esta situación crítica decidimos tomar una medida un poco extrema que nunca se había hecho antes con un gran carnívoro, que fue la de intentar cruzar a un ejemplar silvestre, en este caso Qaramtá, con Tania que es una hembra que viene de cautiverio”, contó, y detalló que “después de bastante tiempo de planificación, de obtener los permisos y de construir unos corrales muy grandes y complejos, finalmente en octubre del año pasado pudimos juntarlos por primera vez, y durante 4 días estuvieron juntos en uno de los períodos de celo de Tania”. “Para nosotros fue un gran paso, y funcionó muy bien, porque en primer lugar no sabíamos si Qaramtá se iba a animar a entrar en ese corral, y una vez que soltamos a Tania se llevaron muy muy bien”, destacó el director de Rewilding. 

Esta experimentación innovadora mantenía la incertidumbre por cada día de vinculación, sin embargo, di Martino contó que, mediante algunas cámaras instaladas en la zona, “vimos que habían tenido muchos intentos de cópula”. “A partir de ahí lo que sucedió es todos esperando que Tania esté preñada, lo cual no sabemos, pero lo que es cierto es que ella no volvió a entrar en celo, lo cual es un indicio de que podría estar preñada”, resaltó con optimismo. 

Según explica el profesional, los animales de esta especie tienen hasta dos crías en un período de gestación que dura 3 meses, lo cual indicaría que Tania podría dar a luz en la segunda quincena de enero en caso de estar preñada, algo que cuesta dilucidar dado que “las crías son muy chiquitas” mientras que para realizar un estudio como una ecografía “hay que anestesiarla, y estando ella preñada no es lo mejor”. 

Sebastián di Martino, director de Conservación de la Fundación Rewilding Argentina. (Foto: Soloparaviajeros.pe)

El inicio de un plan a largo plazo

Tal como lo explica el director de la Fundación, esta cruza es “una primera acción” que luego buscará ser concatenada con otras para seguir en el proceso de repoblación, lo cual cuenta con una planificación proyectada desde los primeros días de las crías. 

“Los cachorros tienen que nacer sin contacto con las personas. Tenemos que lograr que los cachorros los críe en corrales grandes, cazando presas vivas, que no nos vean normalmente, entonces cuando esos cachorros crezcan van a poder ser liberados con el comportamiento normal de un animal silvestre”, explicó di Martino, y señaló que “Tania va a criar sus cachorros en El Impenetrable y la idea es que sean liberados ahí”.  

Respecto a cómo podría seguir esta tarea, sostuvo que los yaguaretés en esa zona del Chaco “son muy muy pocos, tan pocos que les cuesta mucho encontrarse entre ellos”, por lo cual, anticipó que esto “tiene que ser una primera acción que después hay que completarla con otra, quizá llevar otras hembras, llevar animales que puedan ser liberables. Son proyectos a largo plazo”. 

Hasta el momento y según algunos relevamientos que han realizado, precisó que estiman la presencia de unos 20 animales de la especie en la zona, “es poquísimo”, aseguró di Martino, y agregó que “decimos que la especie está presente, pero en tan bajos números que ya no cumple ningún rol ecológico”. 

Los animales son vigilados mediante cámaras instaladas para rastrear sus movimientos. (Foto de archivo)

“El Yaguareté es una especie clave”

El sostenimiento de la especie en la zona no se ata a un deseo humano, sino, como lo explica di Martino, es una necesidad natural para sostener el equilibrio ecosistémico. “El yaguareté, igual que otros grandes carnívoros es lo que se llama especie clave. Tienen roles fundamentales en los ecosistemas naturales y cuando estos roles ecológicos falta, los ecosistemas se empiezan a degradar, a funcionar mal, e incluso a veces colapsan”, indicó. 

“Cuando falta un gran depredador como el yaguareté, los herbívoros empiezan a reproducirse en demasía, comen mucha vegetación, degradan la vegetación, y hacen que la vegetación capture menos dióxido de carbono y eso contribuye al calentamiento global, al efecto invernadero”, señaló, y agregó que también “cuando faltan los depredadores que comen a los individuos más débiles o más enfermos, empiezan a proliferar individuos con determinadas enfermedades, y eso hace que se vuelvan más comunes y pueden dar origen a pandemias como la que estamos sufriendo ahora”.  

“A veces uno no se imagina mucho cuál es el rol de estos animales, pero la verdad es que cuando empiezan a faltar se empiezan a desencadenar crisis ambientales que pueden ir desde este aumento de la temperatura del planeta a la aparición de pandemias, entre varias otras”, finalizó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *