Supuesto “Pai” umbanda fue involucrado en abusos infantiles

Días atrás, una mujer denunció que sus padres la ultrajaron. Ayer se supo que habría sido como parte de un macabro rito religioso.

Dí­as atrás, épo­ca pu­bli­có so­bre un ca­so tre­men­do en la ciu­dad de Itu­zain­gó, don­de una mu­jer de­nun­ció que sus pa­dres abu­sa­ron de ella de ma­ne­ra rei­te­ra­da, cuan­do era ape­nas una ni­ña. Ayer se co­no­cie­ron más de­ta­lles de su ex­po­si­ción an­te la Jus­ti­cia.


Es así que se su­po que ade­más de in­vo­lu­crar a sus pro­ge­ni­to­res, se­ña­ló que un ter­cer su­je­to, que apa­ren­te­men­te se­ría un “Pai” um­ban­da, co­mo par­tí­ci­pe de los rei­te­ra­dos abu­sos.


De­be re­cor­dar­se que se­gún lo ex­pues­to, la de­nun­cian­te te­nía 12 o 13 años cuan­do fue vio­la­da en rei­te­ra­das opor­tu­ni­da­des, se­ña­lan­do que to­do ocu­rrió en­tre el 2003 y 2004.


Ayer, el me­dio lo­cal En­cor­ca­ble sos­tu­vo que su­pues­ta­men­te los abu­sos se­xua­les ocu­rrie­ron den­tro de una vi­vien­da del ba­rrio San Mar­tín, co­mo par­te de ma­ca­bros ri­tua­les re­li­gio­sos que apa­ren­te­men­te eran di­ri­gi­dos por el men­cio­na­do “Pai”.

Mie­do a sus pa­dres
Al res­pec­to, el mis­mo me­dio se­ña­ló que la mu­jer, hoy de 29 años, de­nun­ció to­do años des­pués, an­te el te­mor de que sus pro­ge­ni­to­res re­pi­tan las mis­mas per­ver­sio­nes con las hi­jas de la mu­jer.


En ese sen­ti­do se des­co­no­ce si ella y sus pe­que­ñas re­si­den en la mis­ma ca­sa en la que vi­ven sus pa­dres.
Más allá de to­do lo se­ña­la­do ex­tra­o­fi­cial­men­te y de que las au­to­ri­da­des no brin­da­ron de­ta­lles por­que se tra­ta de un de­li­to de ins­tan­cia pri­va­da, épo­ca pu­do sa­ber que des­de el 14 de ene­ro, los pro­ge­ni­to­res se en­cuen­tran de­te­ni­dos una vez que se ra­di­ca­ra la de­nun­cia en la di­vi­sión “De­li­tos Se­xua­les, de la Mu­jer y el Me­nor”.

In­ves­ti­ga­ción
Es así que tras la ex­po­si­ción for­mal, los agen­tes avi­sa­ron de es­to a la Jus­ti­cia, por lo que las au­to­ri­da­des or­de­na­ron una se­rie de pro­ce­di­mien­tos pa­ra po­der sa­ber la ve­ra­ci­dad de los di­chos.


Al ca­bo de las me­di­das in­ves­ti­ga­ti­vas y de re­co­lec­tar una se­rie de prue­bas, la pa­re­ja de­nun­cia­da fue de­te­ni­da y lle­va­da ha­cia la men­cio­na­da di­vi­sión po­li­cial, que com­par­te edi­fi­cio con la co­mi­sa­ría Pri­me­ra de Itu­zain­gó, don­de se en­cuen­tran ac­tual­men­te.


No se brin­dó de­ta­lles so­bre las eda­des y otros da­tos per­so­na­les de los pro­ge­ni­to­res acu­sa­dos de per­ver­ti­dos. En ese sen­ti­do, se des­co­no­ce si la Jus­ti­cia re­a­li­zó al­gún otro pro­ce­di­mien­to con res­pec­to al ter­cer su­je­to men­cio­na­do en la de­nun­cia. Lo úni­co que se su­po del su­pues­to “Pai” um­ban­da es que se lla­ma­ría Ju­lio y que ade­más se lo co­no­ce co­mo “el sa­na­dor”.

Es­qui­na
Por úl­ti­mo, de­be re­cor­dar­se que en esa ciu­dad fue de­te­ni­do un hom­bre por un su­pues­to abu­so se­xual con­tra una me­nor, la cual con­tó que ha­bría si­do víc­ti­ma años atrás.


Al res­pec­to ayer se su­po que apa­ren­te­men­te el de­te­ni­do es pa­re­ja de la ma­dre de la su­pues­ta víc­ti­ma y to­do ha­bría ocu­rri­do en di­cho en­tor­no fa­mi­liar.

Fuente: diarioepoca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *