Salta: piden ayuda para atender a un nene en riesgo de muerte. Afirman que algunas familias wichí comen solo una vez al día

Tras la muerte de un niño wichí por deshidratación severa, desde otra comunidad pidieron ayuda para un nene de un año y cuatro meses desnutrido y en riesgo de muerte.

Fabián Fernández, cacique de la comunidad wichí Misión La Chirola, ubicada a unos cinco kilómetros de Fortín Dragones, localidad ubicada en el límite de los departamentos San Martín y Rivadavia, pidió ayuda para asistir a un nene de un año y cuatro meses al que dijo que ve en muy mal estado y teme que pueda morir.

Fernández hizo este pedido ayer. El martes pasado otro niño del pueblo wichí, en este caso de un año y dos meses, falleció en el Hospital Materno Infantil de la ciudad de Salta a causa de un shock séptico provocado por una gastroenteritis aguda. Era uno de los seis chicos de una pareja de la Comunidad Las Moras 1, a cuatro kilómetros de Tartagal, ciudad cabecera del departamento San Martín.

“La familia no tiene para comer y la leche no llega”, sostuvo Fernández en relación al padre y la madre del niño de La Chirola. Dijo que entiende que el chiquito ya tiene algunas patologías de base por haber nacido prematuro y, si bien está con tratamiento, acusó al Estado de abandonar al bebe y a los padres, también menores de edad: “El padre y la madre tienen entre 15 o 16 años”, dijo el cacique a Salta/12. Los tres niños habitan una vivienda precaria que tiene un techo improvisado con plásticos que se consiguen en fincas de la zona.

La situación de este bebé es la más extrema, pero demuestra en alguna medida la realidad de los demás chicos de la Comunidad. “Estamos sin asistencia de la Municipalidad (del municipio de Embarcación) o del Gobierno (provincial)”, dijo Fernández. En la anterior gestión gubernamental, la ahora ex ministra de Asuntos Indígenas, Edith Cruz, les proveía de mercadería para hacer funcionar un merendero tres veces a la semana. “Allí le dábamos la merienda sólo a los chicos de la Comunidad”, recordó el cacique. Durante el mediodía, los chicos almorzaban en la escuela.

La llegada de las vacaciones coincidió con un cambio en la gestión de Gobierno. Cruz salió del Ministerio y la asistencia al merendero se cortó. Las clases terminaron y los chicos quedaron sin almuerzo. La escuela en cuestión no está dentro de las que tienen el beneficio del Plan Alimentario Salteño (PAS). Con este Plan los chicos de las escuelas recibían el almuerzo durante los fines de semana. Se supone que los comedores escolares abrirán en vacaciones, según la decisión del gobernador Gustavo Sáenz. Si la disposición va dirigida sólo a los establecimientos que recibieron el PAS, la Escuela Infantería de Marina Argentina Nº 4486 quedará fuera del beneficio. “No abrieron los comedores como en otras escuelas. Y la más cercana con comedor abierto nos queda a 20 kilómetros”, dijo el cacique. En la Comunidad la mayoría no cuenta con medios de movilidad para cubrir esta distancia en tiempo prudencial. 

En Misión La Chirola viven unas 40 familias y según Fernández hay chicos que estarían en riesgo nutricional. La situación no es la mejor en una época en la que se incrementan los casos de gastroenteritis, sobre todo en zonas como estas en donde las temperaturas máximas pueden llegar a superar los 40 grados. 

“Se come una vez al día”, afirmó el cacique. A veces, quienes están a cargo de las familias pueden cazar algún animal para la comida diaria, o salen a recolectar frutos y otros alimentos. Para ello precisan del monte. Pero en la actualidad el territorio que les permitiría subsistir está alambrado o directamente desmontado.

Fuente: pagina12.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *