Procesaron a los integrantes de una organización narcocriminal con sede en un templo Umbanda

Así lo dispuso el titular del Juzgado Federal N°1 de Santa Fe. Se trata de un grupo de ocho personas acusadas de dedicarse al acopio y comercio de estupefacientes en el noroeste de la capital provincial y la provincia de Córdoba, que estaría encabezado por una curandera.

En el marco de la investigación desarrollada por la Fiscalía Federal N°1 de Santa Fe, a cargo de Jorge Gustavo Onel, el titular del Juzgado Nacional N°1 de dicha jurisdicción, Reinaldo Rubén Rodríguez, procesó con prisión preventiva a ocho personas acusadas de integrar una organización narcocriminal -liderada por una curandera y su pareja- que operaba en el noroeste de la capital santafesina. Además, trabó embargos de entre 1 y 5 millones de pesos.

Los hechos

El 12 de agosto de este año personal de la Unidad Investigativa Antinarcóticos, Región Centro de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe, recibió una denuncia anónima que daba cuenta respecto de una mujer apodada “La Curandera” que abastecería de cocaína a gran parte de la ciudad de Santa Fe y alrededores, e incluso a otras provincias. Asimismo, la sospechosa estaría al frente de un templo Umbanda y utilizaría a personas para que la asistan en la preparación y distribución de la droga, que comercializaría, para lo cual contaría con una gran flota de automóviles. Asimismo, se acreditó la  participación de al menos un suboficial de la policia provincial en actos de distribución.

La cocaína vendría de la provincia de Córdoba y sería comercializada en la ciudad de Santa Fe.


«De acuerdo a la acusación, la principal imputada estaría al frente de un templo Umbanda y utilizaría a personas que acuden allí para la preparación y distribución de la droga».

En virtud de ello, el Juzgado delegó la investigación en la Fiscalía Federal N°1 de Santa Fe, que solicitó la intervención de líneas telefónicas y encomendó a la Unidad Investigativa Antinarcóticos la realización de tareas investigativas, que culminaron el 7 de noviembre con el allanamiento de siete domicilios, la detención de ocho personas y la incautación de más 147 kilogramos de cocaína, armas, cinco vehículos, dinero en efectivo y otro material de interés para la investigación, en lo que fue el decomiso más grande en la historia de la provincia.

Procesamientos

En base a las pruebas colectadas durante la investigación, el juez Rodríguez dispuso el procesamiento con prisión preventiva de la curandera y su pareja como organizadores de comercio de estupefacientes, y como coautores de almacenamiento y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas organizadas.

«Ante de los procesamientos, a pedido de la Fiscalía se dictó una medida cautelar respecto de cuatro vehículos -tres de alta gama- utilizados para cometer los hechos».

Asimismo, en relación a otros cinco hombres, dispuso su procesamiento con prisión preventiva como partícipes necesarios de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas organizadas, al tiempo que adoptó igual criterio para el restante imputado, en orden al delito de comercio de estupefacientes.

También, el magistrado trabó embargo para la curandera y su pareja, hasta cubrir la suma de cinco millones de pesos cada uno, y de un millón de pesos para cada uno de los restantes imputados.

Previamente a esta resolución, a pedido de la Fiscalía se dictó una medida cautelar de prohibición de innovar respecto de cuatro vehículos -tres de ellos de alta gama- utilizados para cometer los hechos.

Por otra parte, al día de la fecha la pesquisa continúa con el objeto de establecer otras implicancias delictivas en torno a los hechos que conforman el objeto procesal de la causa.

Fuente: fiscales.gob.ar

Imágenes de archivo



Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *