«Las clases empiezan, vamos a maximizar la presencialidad » aseguró el Ministro de Educación

El Ministro de Educación Nicolás Trotta se refirió hoy a la vuelta a la escuela para el periodo lectivo 2021 en medio de la resistencia de los gremios docentes y aseguró: «Las clases empiezan». El funcionario dijo que la intención del gobierno Nacional es «maximizar la presencialidad» y que considera que el regreso a la escuela «debe ser obligatorio» en el país, por lo que está dialogando con cada cartera educativa de cada provincia.

En comunicación telefónica con Radio Mitre, desde La Rioja, Trotta dijo: «Las clases empiezan, vamos a maximizar la presencialidad según la realidad epidemiológica de los distritos. Reafirmamos el compromiso para la vuelta de las clases». Así, argumentó que el desafío es «poner en valor los aprendizajes del ciclo lectivo 2020».

Además explicó que entiende «los temores de las familias», pero que la idea es que el regreso a la escuela «debe ser obligatorio» sobre la base de un esquema intermitente de clases a distancia y presenciales, salvo para los grupos de niñas y niños que son parte del grupo de riesgo que tendrán que seguir con la virtualidad escolar.

Por otra parte, dijo que «la presencialidad debe ser el ordenador del sistema educativo» para «maximizar la asignación de agendas de trabajo para aquellos días en los que el niño se tenga que quedar en la casa».

La reticencia de los gremios docentes

Consultado por la posición de los gremios que se niegan a la presencialidad escolar por los riesgos sanitarios que eso implicaría, Trotta dijo: «Venimos dialogando con los sindicatos. Nuestra voluntad es que en las 14 provincias con las que venimos coordinando esquemas [la vuelta a clases] es lo que debe ocurrir».

Es que mientras Trotta recorre el país para coordinar el comienzo de clases presenciales, diferentes representantes gremiales de los docentes ratifican que no van a acompañar esa medida si no están dadas las condiciones sanitarias para garantizar un ambiente seguro en las escuelas frente al repunte de contagios de Covid-19.

Sobre la infraestructura de los colegios para garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención ante el Covid-19, el funcionario dijo que «es responsabilidad del Estado provincial y nacional que las escuelas estén preparadas» y explicó que «en la provincia se llevaron a cabo más de 800 obras, desde el Gobierno Nacional hay un plan para llevar insumos a las escuelas que reforzaremos en los próximos dos meses».

En la Ciudad el escenario es parecido. Ayer, tras finalizar la reunión entre los representantes del Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires y los gremios del distrito, los sindicatos docentes se mostraron reticentes a la propuesta. «El nivel de circulación [de coronavirus] dentro de una escuela es tan alto que podría compararse con una fiesta clandestina», había dicho la secretaria gremial de Ctera, Alejandra Bonato, declaraciones que originaron una gran polémica.

De acuerdo al calendario definido en el AMBA, las clases en la Ciudad empezarán 17 de febrero y en la provincia de Buenos Aires, el 1 de marzo.

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *