Jucio por Jurado con buena perfomance y un nuevo desafío: el juicio contra los asesinos de Puchy Molina

El jurado en Chaco viene aprobando sus «exámenes» de pruebas. Un inocente que estuvo injustamente preso dos años fue absuelto y se fue a su casa caminando, en libertad desde la propia sala del juicio. El verdadero culpable fue condenado por homicidio simple. Todo por unanimidad. Una nueva forma de justicia asoma con toda su fuerza en el panorama chaqueño.

Juicio contra los asesinos de Puchy Molina el próximo 6 de abril

El Juicio por Jurado a los asesinos de Puchy Molina, quien falleció por 3 disparos por la espalda y está imputado su amigo de Gabo y la esposa, Alicia Aranda, se llevará a cabo desde el 6 al 8 de abril en el Centro de Estudios Judiciales.

Nota relacionada: http://infoqom.com/tres-familias-unidas-por-el-dolor-de-sus-perdidas-reclamaron-frente-al-ministerio-publico-fiscal/

Los Hechos

El domingo 7 de julio de 2019 hubo una terrible trifulca en el pesadísimo Barrio Ángel de la Guarda (¡qué nombre, por Dios, la Virgen y todos los Ángeles!), del no menos heavy Asentamiento Aromito.A las 5 de la mañana, una patrulla policial fue hasta allí a verificar un generalizado desorden entre varias personas. Al llegar, constatan a un grupo de sujetos riñendo entre sí en la calle de la Manzana 7. Vieron que uno yacía en el suelo (Gustavo Cáceres de 35 años). Al llegar la ley, la turba se dispersa alocada y huye en todas direcciones a la gran carrera al grito de «¡Añá Memby, rajemos que llegó la gorra!.
Sin embargo, cuatro cayeron presos en el acto.

Al principio los fiscales caratularon homicidio en riña, porque no se sabía quién de esa caterva acuchilló a Cáceres. Pero después el cerco de los investigadores se cerró sobre Nelson Romero y Rogelio Hueguenin. Fueron detenidos.Según pudo reconstruir la fiscalía ante el jurado, en base a las declaraciones de testigos y el informe médico forense, se generó una discusión absurda que fue escalando progresivamente hasta degenerar por completo. Qué raro. Vaya a saber el estado etílico y/u opiáceo de la turbamulta a esas altas horas de la madrugada. 

Ambos imputados portaban armas blancas, específicamente cuchillos, los cuales en un momento sacaron y utilizaron en contra de Cáceres. En base al informe del Dr. Carlos Manuel Zarate del Instituto Médico Forense del Poder Judicial, estas lesiones provocaron el deceso de Cáceres. Pero en el juicio emergió un problema: sólo hubo un (1) puntazo mortal.¿De quién? ¿Cuál fue? El jurado se concentró allí por completo para resolver el caso.

El fiscal Juan Martín Bogado acusó a ambos imputados por el delito de homicidio simple. Presidió la jueza Virgina Ise, quien hizo su debut absoluto con el juicio por jurados. Los imputados fueron representados por la defensa oficial. En representación de Hueguenin, estuvieron Juan Pablo Cervera y Lorena Padovan, y en representación de Romero, estuvieron Laura Rocía Franco y Graciela Alicia Torres. 
La teoría del caso de la defensa se basó en demostrar que el accionar de ambos imputados fue en virtud de una legítima defensa. En el caso, se presentó una querella en representación de la madre de la víctima, a cargo del Dr. José Ballesta.

El Juicio y el Veredicto

La prueba contra Romero era muy sólida. En cambio, nadie pudo afirmar que Hueguenin haya acuchillado a Cáceres. Cuando la jueza ordenó el cierre del debate, se dio un momento emotivo y estremecedor. Al hacer uso de la última palabra, Romero miró fijo al jurado y dijo lo siguiente: «El culpable soy yo. Hueguenin no lo acuchilló. Fui yo. Él está hace dos años preso injustamente. Me hago cargo ante ustedes, pero él es inocente».

Un silencio ominoso se apoderó de la sala. Todas las pruebas conducían a ese lugar. Tras las instrucciones de la jueza Ise (instruyó correctamente por homicidio simple, exceso en la legítima defensa y no culpable), quedó flotando el gran interrogante. ¿Qué iría a hacer el jurado?

Tras varias horas de deliberación, el jurado absolvió a Hueguenin y condenó por el cargo más grave a Romero. Brillante. De vuelta el jurado puso las cosas en su lugar.

Fuente: juicioporjurados.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *