“Estamos volviendo a financiar la seguridad social para dar a los beneficiarios un organismo moderno»

El jefe regional NEA de Anses, Agustín Aleman adelantó que está próxima a inaugurarse la nueva Unidad de Atención Integral (UDAI) Resistencia, en el edificio emplazado en Marcelo T. de Alvear y Liniers. Será en dos meses, ya que la obra civil está en sus últimas semanas de ejecución y luego se deberán instalar los sistemas informáticos y de seguridad.

El lugar tiene una superficie de 1500 metros cuadrados y albergará en dos pisos al personal y a la atención de todos los trámites que canaliza el organismo de seguridad social.

«Parece una cuestión mínima a la vista de muchos, pero tener un nuevo edificio público reivindica al beneficiario dándole un lugar cómodo, refrigerado, con calidad en los turnos. Es un proceso que debemos empezar a transitar, revalidando estos lugares para no caer siempre en la discusión sobre la efectividad de la administración pública”, señaló el funcionario en declaraciones a Radio Provincia.

En ese punto, resaltó: “Pienso que la eficacia tiene que ver con la calidad del gerenciamiento y con la visión de país. A nosotros durante cuatro años nos hicieron creer que Anses estaba fundida, que no funcionaba y que debían volver las AFJP. Así se encaminó todo para quebrar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Y la verdad es que la seguridad social no quiebra, uno la financia o no. El camino que estamos tomando con Fernanda Raverta –directora ejecutiva de Anses- es financiar la seguridad social y dar a los beneficiarios un organismo moderno y acorde a los tiempos que vienen».

De la actual estructura de funcionamiento de Anses en la provincia, Aleman consideró que convendría reconvertir algunas de las actuales oficinas en UDAI, y abrir nuevas oficinas para ofrecer «mayor territorialidad».

«Estamos viviendo un proceso en esta Regional donde, por ejemplo en Corrientes, algunos municipios han cedido en comodato los espacios para las oficinas de Anses y hoy, por ser el gobierno provincial de otro signo políticopidieron desalojar esos lugares” comentó y reveló: “En Mercedes no me dejaron ingresar cuando fui a visitar la oficina».

Así resaltó que, para habilitar nuevas oficinas «las reglas deben estar claras». «Ahí encontramos la voluntad de los intendentes para ofrecer lugares recuperados», destacó y sumó: «En un cambio de gobierno, no puede dejarse a la gente de rehén. Esas son reglas que estamos analizando, para empezar el próximo año un proceso de apertura de oficinas nuevas».

El jefe regional marcó que el gobernador Jorge Capitanich deberá estudiar los lugares donde existan mayores necesidades y requerir allí la apertura de una oficina del organismo.

En tanto, acerca de la transformación de las actuales oficinas en UDAI, estimó que Las Breñas o Charata son localidades donde ese proceso es más necesario.

«En el norte del Chaco debe haber una UDAI. Además, hay un pedido de Capitanich de abrir oficinas en Taco Pozo y El Sauzalito, lugares desde donde las personas deben hacer 300 kilómetros para llegar a la oficina más próxima y 500 para una UDAI. Este pedido ya lo elevamos a la administración central», confirmó.

Del mismo modo destacó que Castelli debe contar con una UDAI. «Hace dos meses que queremos ir con operativos al norte del Chaco y no podemos hacerlo porque, por ejemplo, los operadores son de Sáenz Peña y los intendentes no quieren dejarlos ingresar a las localidades o porque justo se produjo un brote en algún lugar. Eso nos da la pauta de que tenemos que encontrar una solución», señaló.

La nueva oficina de Fontana

En otro punto, Aleman dio cuenta de la inauguración de un nuevo espacio donde funcionará la oficina de Fontana. «Marca la importancia que tiene Anses para el gobierno provincial. Estamos constantemente trabajando la idea que el presidente Alberto Fernández siempre nos marca de la coordinación entre Nación, provincia y municipios», sostuvo y agregó: «Estamos muy contentos porque pudimos concretar esto que parecía diluirse y fue un proyecto recuperado por esta gestión». 

Se trata de un edificio con cuatro años de ejecución de obras. «El proyecto fue abandonado a fines de 2015, porque no fue tomado como prioridad. Nosotros llegamos a la gestión, tuve una charla con el senador por el Chaco Antonio Rodas, quien nos invitó a trabajar para que se cumpliera un sueño. Desde ese momento empezamos a trabajar con el municipio, que costeó parte de la obra», repasó Aleman.

«Veníamos complicados porque estamos con pocos trabajadores en Anses. Cuestiones de electricidad, electrónica e informática las hacemos con trabajadores de nuestro organismo, porque no podemos tercerizar esas áreas vinculadas a la seguridad de datos. Con un esfuerzo mancomunado entre la administración central y el gobierno provincial pudimos concretar una obra anhelada, ya que la anterior oficina era muy pequeña, no tenía comodidades ni permitía trabajar con distancia social», comentó.

Este nuevo edificio –habilitado el domingo, en el 104° aniversario de la localidad- triplica en espacio y capacidad al anterior: «Vamos a poder contar con más espacio para nuestros trabajadores, para atender más trámites de una geografía extensa de Fontana que también incluye a otros municipios vecinos», ponderó.

A cargo de la oficina está Leandro Rodas, quien es personal de Anses desde hace varios años. «Es una persona muy calificada, que es gerente a partir de esta gestión con una gran responsabilidad», afirmó Aleman.

Los trámites disponibles en Fontana son todos los habituales que canaliza el organismo, excepto jubilaciones que se realizan exclusivamente en Resistencia. Para la asistencia, se trabaja con turnos. «Hoy se están dando turnos a 30 personas por día y a algunas excepciones que se presentan. Estamos trabajando con una reducción del 30% del personal por la pandemia. Es muy difícil la tarea porque ante cualquier situación cercana de contagio los trabajadores se repliegan, con razón», concluyó el funcionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *