El kirchnerismo impidió que la Legislatura bonaerense realizara un homenaje a José Ignacio Rucci

Fue una iniciativa de un diputado de Juntos para el Cambio para recordar al líder de la CGT asesinado por Montoneros el 25 de septiembre de 1973. El bloque del Frente de Todos aclaró que sólo fue un problema de procedimiento y que la iniciativa se tratará en la sesión del 1° de octubre.

El bloque de diputados kirchneristas de la legislatura bonaerense se negó a rendirle homenaje a José Ignacio Rucci, el dirigente peronista y sindical que fue asesinado el 25 de septiembre de 1973 por el movimiento armado Montoneros, lo que desató una dura crítica de ciertos sectores del PJ y de Juntos para el Cambio.

El pedido de homenaje lo impulsó el diputado provincial de Juntos por el Cambio, Mauricio Viviani, quien elaboró un texto que planteaba “conmemorar y recordar al dirigente gremial José Ignacio Rucci, al cumplirse el próximo 25 de septiembre el 47 aniversario de su brutal asesinato”.

Pero la reacción del kirchnerismo fue inmediata y frenó esa iniciativa.

“No logro entender cómo puede ser que no haya sido aprobado el tratamiento de un homenaje a Rucci”, reclamó Viviani durante su exposición en la sesión del jueves. Y remarcó que los diputados tienen la “responsabilidad” como “representantes del pueblo bonaerense” de “mantener siempre la memoria sobre estos hechos que causaron estupor y atentaron contra las instituciones y la democracia en nuestro país”.

Luego se pronunciaron los hijos de Rucci, Aníbal y Claudia Rucci, la hija del dirigente sindical asesinado por Montoneros que actualmente se desempeña como senadora bonaerense.

“No sorprende. Dentro del Frente de Todos, los peronistas están obligados a disimular su identidad. Hegemoniza el cristinismo y acompañan -dócilmente- muchos peronistas que pasaron a la clandestinidad. El cristinismo se asume como continuidad histórica de quienes lo asesinaron”, sentenció la hija de Rucci en su cuenta de Twitter.

A la vez, la senadora provincial Rucci destacó que “el bloque de diputados del Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires acaba de rechazar un homenaje a Rucci. El kirchnerismo muestra todo su odio al peronismo”.

En otro mensaje directo a Cristina Kirchner, Claudia Rucci sostuvo: “Es como lo definió magistralmente Alberto Fernandez hace unos años- ‘el partido de la obediencia’. Si ella lo decide, se niega a Rucci y se reivindica a Maduro, se niega la unidad nacional y se reivindica la lucha de clases, se niega al peronismo y se reivindica al pobrismo…”.

Más tarde, Aníbal Rucci -hijo del dirigente metalúrgico asesinado- señaló que “con asombro tomé conocimiento de la negativa del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. de homenajear a mi padre, José Ignacio Rucci, a 47 años de su asesinato. Una inexplicable afrenta a todos los peronistas !!!”.

Los diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio emitieron hoy un comunicado en el que expresaron que “es la primera vez en la historia de la Cámara Baja bonaerense que se niega un homenaje a Rucci. Esto es más grave aún si se tiene en cuenta que el Partido Justicialista integra el Frente de Todos”, completaron.

“Los abajo firmantes manifestamos nuestro repudio a la actitud adoptada por dichos diputados y autoridades parlamentarias. Es tiempo de que rescatemos los auténticos valores del peronismo, especialmente en momentos difíciles para la Patria y para nuestra Provincia de Buenos Aires”, agregaron.

Firmaron el comunicado Miguel Ángel Piccheto, Joaquín De la Torre, Manuel Passaglia, Jaime Méndez, Hernán Bertellys, Juan Pablo Lohle, Jesús Cariglino, Gilberto Alegre, Sandro Guzmán, Lucrecia Egger, Ana Laura Geloso, Santiago Passaglia, Gustavo Vélez, María Eugenia Brizzi, Catalina Buitrago y Miguel Saredi, entre otros.

A su vez, el diputado provincial Daniel Lipovesky dijo que con esta negativa a homenajear a Rucci “nuevamente quedó expuesta la doble vara y las contradicciones ideológicas del Frente de Todos, al no querer homenajear a un dirigente sindical de la envergadura de José Ignacio Rucci en un nuevo aniversario de su muerte a manos de los Montoneros”.

Ahora bien, fuentes del Bloque del Frente de Todos aclararon que el proyecto de homenaje “se tratará como corresponde en la próxima sesión del 1 de octubre”. Es decir, después del aniversario.

“El proyecto que intentó tratar a último momento el diputado macrista Viviani tenía fundamentos vagos que no le hacían honor al homenajeado -argumentaron desde el bloque del Frente de Todos bonaerense- y es por eso que en la instancia de prelabor parlamentaria, donde se reúnen los secretarios legislativos de todos los bloques, se decidió girarlo a comisión para, justamente, poder contactar a la familia del compañero Rucci y que la declaración salga consensuada entre todos los espacios, con los fundamentos redactados. Lamentamos que algunos compañeros se hayan comido otra falsedad del macrismo, pero bueno, a esta altura, tampoco nos extraña”.

El presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, y el presidente del Bloque del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, se comunicaron con Anibal Rucci, hijo del dirigente, para explicarle la situación. En la próxima sesión, cada bloque podrá aclarar sus posiciones y es muy posible que se den cruces entre oficialistas y opositores sobre lo ocurrido.

Rucci era como un hijo para Perón. Viajaba desde Buenos Aires a Puerta de Hierro (Madrid) para encontrarse con el General y preparar su regreso tras 18 años de exilio. Los Montoneros consideraban al líder sindical un enemigo interno con suficiente poder para evitar que Héctor J. Cámpora se transformara de simple representante justicialista en un presidente capaz de encabezar un revolución al estilo de Salvador Allende en Chile.

Esto llevó a Perón a promover su renuncia. Allí se abrió una compleja etapa de transición política que desembocó en la fórmula Perón-Perón. Los Montoneros empezaban a perder poder frente a la línea más dura del justicialismo y creyeron que asesinando a Rucci ajustaban cuentas con el General.

En 1970, Rucci había sido designado secretario general de la CGT y desde allí fue uno de los impulsores del regreso de Juan Domingo Perón al país, enfrentándose al sector de Rogelio Coria, que en ese momento presidía las 62 organizaciones sindicales peronistas. El 25 de septiembre de 1973 fue asesinado por Montoneros en un operativo comando ejecutado en el barrio de Caballito. Dos días antes, Perón había triunfado en las elecciones con el 62 por ciento de los votos. El Presidente electo jamás perdonó ese asesinato político y ahí terminó la alianza entre la organización guerrillera y el General.

Algunas corrientes kisrchneristas siguen considerando a Rucci como un enemigo bien muerto y desconocen su rol protagónico en la historia del exilio de Perón, su regreso y su tercera reelección como Presidente antes de morir en julio de 1974.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *