El Gobierno decretó duelo nacional por el asesinato del efectivo de la Policía Federal y Alberto Fernández envió un mensaje a la familia

Luego de que el gobierno decretara duelo nacional por el asesinato del policía Juan Pablo Roldán, quien fue apuñalado en Palermo mientras cumplía con su labor, el presidente Alberto Fernández utilizó su cuenta de Twitter para enviarle un mensaje a su familia.

“Mis sinceras condolencias a la familia del inspector Juan Pablo Roldán, asesinado en cumplimiento del deber, y mi compromiso con todos aquellos que desde las fuerzas de seguridad arriesgan su vida para cuidar a todos y a todas”, tuiteó el Jefe de Estado.

Este lunes, sobre la Avenida Figueroa Alctora al 3.300, a metros del museo Malba, Roldán fue apuñalado en cuatro oportunidades por un hombre identificado como Rodrigo Roza. Por la gravedad de las heridas el oficial no logró sobrevivir, murió en el hospital Mater Dei donde había sido trasladado de urgencia.

Hoy a primera hora el Gobierno decretó duelo nacional en todo el país “con motivo del fallecimiento del Inspector Juan Pablo Roldán en cumplimiento de sus funciones como integrante de la Policía Federal Argentina”. Durante toda la jornada de este martes, la Bandera Nacional permanecerá izada a media asta en todos los edificios públicos.

En el Decreto 778/2020 que lleva las firmas del presidente, Alberto Fernández, del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic se relataron las circunstancias en las que fue asesinado el oficial: “Mientras se desempeñaba como Jefe de Servicio en las instalaciones del Cuerpo Policial Montada, fue informado de la presencia de una persona que se encontraba amedrentando a los y las transeúntes en la vía pública. En el intento de devolver la paz y la normalidad al espacio público y que el agresor deponga su actitud amenazante, de manera imprevista, fue agredido y apuñalado con un arma blanca, la que lo hirió de gravedad y causándole horas más tarde la muerte al Inspector Roldán, en un nosocomio de la zona”.

Al decretar el duelo, el Poder Ejecutivo sostuvo que “entiende el importante rol que con formidable vocación de servicio cumplen las mujeres y hombres que forman parte de las Fuerzas de Seguridad, llegando a poner en riesgo sus propias vidas en pos de la protección de los ciudadanos y ciudadanas argentinos y de todos y todas las personas que deciden habitar el suelo argentino, trabajando diariamente para la construcción de una sociedad con más justicia. En virtud de ello, resulta un deber del Gobierno Nacional honrar la memoria del Inspector Juan Pablo Roldan, con motivo de su lamentable fallecimiento en cumplimiento de su deber como integrante de las Fuerzas de Seguridad”, se destacó.

Roldán tenía 33 años, era padre de un nene de 4. Vecino de la Ciudad de Buenos Aires y con domicilio en Parque Leloir, se desempeñaba como Inspector del Cuerpo de Policía Montada de la PFA. El grado de inspector había sido alcanzado a principios del 2019 luego de más de 10 años en la fuerza. En el 2006 ingresó a la Escuela de Cadetes Juan Ángel Pirker. Una vez egresado, prestó servicios en comisarías porteñas y diversos destinos del Gran Buenos Aires, hasta el año pasado cuando logró llegar al cargo en el que se desempeñó hasta ayer por la tarde cuando le quitaron la vida.

De acuerdo al relato de los testigos del hecho, el policía no quiso disparar en un primer momento para repeler el ataque. Después, le disparó a las piernas para evitar causarle un daño mayor a Roza. “Al principio no le quiso disparar. Y eso le costó la vida”, señaló un hombre que presenció el homicidio.

Su asesinato causó conmoción entre sus compañeros. A través de las redes sociales, al trascender la noticia del crimen, miembros del Cuerpo de Policía Montada de la Federal lamentaron su partida. “No lo puedo creer. Siempre diste todo por la comunidad. Fuiste un excelente policía. Descansá en paz”, escribió uno de ellos. “Lo sentía de verdad, le gustaba ser policía. Juan Pablo literalmente dio su vida para defender a la gente”, agregó otro.

¿Cómo fue el asesinato del policía Juan Roldán en Palermo?

La tarde transcurría con absoluta normalidad en la esquina de Figueroa Alcorta al 3300 a las 16:30 de hoy, a pocas cuadras del Cuerpo de Policía Montada de la PFA sobre la calle Cavia. La gente tomaba algo en la vereda y disfrutaba del sol. Hasta que un hombre irrumpió en la escena y atacó con un cuchillo al inspector de la Policía Federal Juan Pablo Roldán, de 33 años, padre de un hijo de 4, que se aprestaba a comenzar su servicio en el cuartel de Montada como oficial de guardia.

El atacante fue identificado como Rodrigo Facundo Roza, un vecino de la zona que apuñaló a Roldán con un arma blanca a la altura del corazón. Roldán, que intentó detener a Roza, disparó su arma luego de ser herido en el pecho. Roza sufrió una herida y fue detenido por efectivos de la Policía de la Ciudad.

Roldán, que fue trasladado de urgencia al sanatorio Mater Dei, perdió la vida a mediados de la tarde de hoy.

Roza, sin antecedentes penales según fuentes policiales, que vive junto a su madre en un edificio de la avenida Salguero, conocido por vecinos -«siempre anda pidiendo plata», aseguran- del que se sospecha tiene algún tipo de problema psiquiátrico, comenzó un pequeño monólogo ante la gente sentada en la vereda, vestido en una campera militar, con una vincha en su cabeza. Minutos antes ya había sido visto en la entrada de Policía Montada, con el arma blanca en mano.

En medio de su monólogo, según revelan cámaras de seguridad, tomó su puñal, que guardaba en su mochila. Allí, el inspector Roldán, padre de un hijo de 4 años, intentó detenerlo.

El productor Nacho Viale fue uno de los testigos del ataque. “Veo venir a cuatro policías, que venían con una actitud de precaución porque ya había sucedido algo. Le dicen algo como que se corra, entonces sacó un cuchillo de la mochila”, aseguró Viale.

“Después el tipo pega como un salto y se lo clava en el pliegue del chaleco”, recordó Viale, que también aclaró que los efectivos nunca “atinaron a dispararle al pecho o a la cabeza” sino a las piernas para no poner en peligro al resto de los transeúntes.

“Cuando saca el cuchillo se vio un chorro de sangre tremendo”, afirmó el productor. El productor elogió el accionar de los efectivos que “nunca tiraron tiros para cualquier lado”.

Roldán disparó su arma después de ser atacado. Viale agregó: “La policía fue sumamente profesional. Te diría que esta persona pensó 20 veces antes de tirar un tiro”.

Fuente: infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *