APTASCH denuncia la crítica situación de los hospitales del interior provincial y centros de salud

Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) denunciaron el mal estado en que se encuentran los establecimientos sanitarios del interior provincial y también de la capital provincial, indicando que “los hospitales del interior no están debidamente acondicionados para atender pacientes Covid, a pesar de que el trabajo se inició hace meses”.

Respecto a ello, detallaron que “en el hospital del Bicentenario de Juan José Castelli no se terminaron las refacciones previstas, así como tampoco cuenta con un sistema de aspiración de circuito cerrado. También faltan camas, colchones, monitores y respiradores; hay escasez de personal de maestranza y de enfermería debido a que muchos agentes están en aislamiento preventivo. A ello, hay faltantes de insumos, medicamentos y elementos de protección personal”.

En ese marco, informaron además que “el viernes pasado se trasladó un paciente Covid positivo desde El Sauzalito y, según la denuncia pública, no lo quisieron recibir en el hospital. Pero según explicaron los profesionales de guardia, al estar el paciente compensado y en buen estado. se decidió derivarlo al hospital Perrando ya que la sala destinada a aislamiento Covid no está en condiciones”.

Según APTASCH, “en situación similar se encuentra el hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, en donde hasta ayer no estaba aun debidamente acondicionada la sala de internación Covid en cuanto a cerramientos provisión de oxígeno y agua”.

Sobre ello, afirmaron también que “mientras este viernes inauguraban nuevas salas de internación en la Unidad Médica Educativa de la UNCAUS, en las instalaciones de Salud Pública se demora la puesta a punto”.

La asociación continuó detallando sobre la situación, y en este caso, informaron sobre la situación del centro de salud de Villa Don Alberto en Resistencia. “Es un paradigma de los problemas que acarrea la falta de concreción de los arreglos” manifestaron. “El centro está hace más de un año en obras y los trabajadores están atendiendo desde entonces en un camión sanitario, que en tiempos normales no reunía las condiciones adecuadas y menos aún permite cumplir con las medidas básicas de cuidado en la pandemia”.

“Hoy hay dos trabajadores Covid positivos y ocho aislados, la mitad con síntomas, y un centro de salud que no está en condiciones de seguir funcionando”.

“Esto desnuda también la necesidad urgente de controlar e inspeccionar los centros periféricos en cuanto a condiciones de atención y elementos de protección para los trabajadores”, finalizaron diciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *